Stop celulitis
Publicado el 2014-06-27 en Tratamientos Corporales

Ya llegó el verano y como es costumbre, habréis empezado a quitaros esa montaña de ropa que llevabais. El primer enemigo a la hora de lucir palmito es la temida celulitis. Aunque en diferentes zonas del cuerpo, afecta por igual a chicos y chicas.

Seguro que ya te sabes de memoria las causas de la temida celulitis o piel de naranja. Rutinas sedentarias, una dieta poco sana y nuestro estilo de vida en general (tabaco, copas…) empeoran el problema, pero el origen está en factores hereditarios y hormonales.

Las toxinas que forman los feísimos bultitos a los que denominamos celulitis se localizan en las zonas en las que normalmente acumulamos grasa: caderas, vientre y muslos. Por eso, el choque empieza, sin duda, en un buen plan de ejercicios.

Rutinas sedentarias, una dieta poco sana y nuestro estilo de vida en general empeoran el problema.

Si posees la voluntad de hierro de un soldado, fija una hora dos o tres días a la semana y apúntate al gimnasio o descarga en internet una de las miles de buenas tablas de ejercicios disponibles. Si, por el contrario, eres más perezoso con el tema deporte, aprende este truco. Introduce la actividad física en tu rutina. Ve caminando al instituto, a trabajar e incluso plantéate salir un poquito antes de casa los fines de semana y pasar del transporte público. El mejor trasero no conoce las escaleras mecánicas ni los ascensores.

Para las chicas, si vuestro objetivo es no saber nunca lo que son las cartucheras, repetid el mantra: sentadillas (ya sabes, espalda recta, muslos duros y bajar la pelvis hasta que puedas). Prueba a hacerlas mientras te cepillas los dientes, te secas el pelo o incluso mientras hablas con tu mejor amiga por teléfono. Al final del día vas acumulando minutos de ejercicio casi sin darte cuenta y a la larga ¡se nota muchísimo!

El segundo frente es tu alimentación. Las grasas saturadas (bollería industrial) son las mejores amigas de la celulitis. Un cuerpo que elimina bien las toxinas será un cuerpo libre de celulitis, así que opta por la dieta depurativa: té verde, muchos zumos y alimentos drenantes como los espárragos, las alcachofas y los cereales integrales. Prueba a endulzar tus postres con canela en lugar de con azúcar refinada.

Para reforzar la piel, que no te falte vitamina E. Toma nota de estos alimentos: avellanas, almendras aceite de oliva, pescado azul y te estarás asegurando la dosis necesaria. Con los salvados de avena o la levadura de cerveza (ambos superbaratos en herbolarios), estarás dando a tu piel un aporte extra de elasticidad.

Para reforzar la piel, que no te falte vitamina E.

El tercer dilema suele plantearse a pocas semanas de ponernos el bañador, cuando ya estamos en la cuerda floja: ¿cremas sí o cremas no?, ¿existe el elixir mágico? La respuesta, ya la sabes, es que no. Cuando se trata de celulitis, ninguna poción te será realmente eficaz (ni para prevenirla, ni para borrar la que ya está) si no lo combinas con una alimentación sana y con algo de ejercicio. Eso sí, en un buen plan de ataque, siempre será bienvenida la ayuda de alguno de los maravillosos anticelulíticos del mercado.

Los ingredientes que no pueden faltar son la cafeína y algún compuesto tensor de la piel (vitamina C, E o elastina). Fíjate bien que estén en el tuyo y en qué cantidad (vamos, que no te vendan una crema perfumada). Sé muy constante, aplícatela a diario durante, como poco, quince días. Si es después de ducharte, mucho mejor y, una vez a la semana, exfóliate con fuerza todo el cuerpo antes de extender el anticelulítico y… ¡Prepárate para lucir un cuerpo de vértigo!

Fuente | risipop.com

Y si el verano te pilló de sopetón, prueba nuestros tratamientos.

Resultados espectaculares desde la primera sesión.

Etiquetas: , , , , , ,

Comentario

Un comentario