Los principales enemigos de tu cabello y cómo combatirlos
Publicado el 4 enero, 2019 en Cabello, Especiales

Nuestro pelo sufre día a día, pero, sin duda, hay algunos enemigos que tenemos que saber cómo combatir para que no estropeen, aún más, el cabello.

El pelo está expuesto a agresiones externas que lo dañan y hacen que el cabello esté débil, quebradizo y áspero. Pero también sufre continuamente por cómo lo tratamos y lo que hacemos con él. Aquí os contamos qué factores son los que dañan nuestro pelo y qué hacer para minimizar su efecto negativo.

La contaminación

La contaminación no solo es perjudicial para nuestra salud, también tiene efectos negativos en nuestra piel y, sobre todo, en el cabello. El pelo pierde brillo, vitalidad y está mucho más grasiento y sucio. Para eliminar toda la suciedad del cabello lo mejor es utilizar un champú que elimine y arrastre las impurezas. En el caso de que la suciedad siga ahí y no sea fácil de quitar, apuesta por un tratamiento exfoliante y purificador.

Cabello recogido

Hacerte una coleta o un moño no es malo, pero si los recogidos son muy, muy tirantes el cabello se asfixia y se rompe.

Exceso de productos

Es cierto que para tener una melena de diez debemos realizar diferentes rutinas diarias en el cabello, pero mucho cuidado con pasarnos. Tenemos que ser conscientes de qué producto estamos aplicando en nuestro cabello, cómo debemos aplicarlo y con qué frecuencia. Tan malo es la falta de hidratación y nutrición en el pelo, como su exceso.

Herramientas térmicas

Durante el invierno es inevitable el uso del secador día sí y día también. Es prácticamente imposible que se nos seque el pelo “al aire” como hacemos durante los meses de verano. El uso continuado de este tipo de herramientas (también nos referimos a las planchas y las tenacillas) hace que el cabello esté más áspero y las puntas se nos abran con mucha facilidad.

La solución no es dejar de usarlas, pero sí limitar su uso y, antes de usarlas, aplicarnos un buen protector térmico que lo proteja.

Imagen Aveda

Si sigues notando las puntas muy abiertas y no quieres cortar el largo del cabello, te aconsejamos utilizar la línea Damage Remedy de Aveda.

Agua caliente

En invierno nadie puede resistirse a darse una ducha de agua muy caliente, pero el agua demasiado caliente puede provocar que nos aparezca más grasa en el cuero cabelludo. Te aconsejamos lavar con agua tibia.

Alimentación

Sí, tu dieta influye positivamente o negativamente en el pelo. No llevar una dieta sana y equilibrada hace que el cabello esté apagado y quebradizo.

El estrés

Otro factor que influye (y mucho) en cómo está el pelo es el estrés. Tú misma seguro que lo notas, en épocas en las que el estrés aumenta el cabello empieza a caerse mucho más como respuesta de nuestro organismo.

Etiquetas: , , , , ,

Comentario

Un comentario